La melancolía ha sido una compañera de la creatividad, en distintas épocas y en diversos ámbitos. Las artes, el pensamiento filosófico y algunos otros campos que requieren de pensar y experimentar la vida de otra manera, han tenido en el temperamento melancólico una inesperada fuente de propuestas arriesgadas, originales, conmovedoras.

Leer más